Presentaron estudio "Feminicidio en México: aproximación, tendencias y cambios 1985-2009"

La publicación responde al interés por alentar la recopilación y sistematización de estadísticas y estimular el análisis de las causas y efectos de la violencia en contra de las mujeres.

Fecha: martes, 12 de junio de 2012

Para visibilizar el contexto en el que ocurren los feminicidios en México y concretamente en el estado de Chihuahua, ONU Mujeres, la Comisión Especial para el Seguimiento de los Feminicidios de la LXI Legislatura y el Instituto Nacional de las Mujeres, presentaron en la Universidad Autónoma de Chihuahua, el estudio Feminicidio en México: aproximación, tendencias y cambios 1985-2009 y el análisis correspondiente a esa entidad. 

La publicación responde también al interés por alentar la recopilación y sistematización de estadísticas y estimular el análisis de las causas y efectos de la violencia en contra de las mujeres, indispensables para la puesta en marcha de políticas que frenen los actos de violencia en contra de la vida, la integridad, la libertad y los derechos de las mujeres. Asimismo, el estudio muestra los desafíos de los sistemas de procuración e impartición de justicia en esta materia. 

El estudio se trata de una sistematización de los registros de defunciones femeninas con presunción de homicidio que forma parte de las Estadísticas Vitales de Mortalidad a cargo de la Secretaría de Salud y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía. Dicha sistematización contempla la información derivada de certificados de defunción que desde 1985 contienen una serie de registros sobre el tipo y las causas de los decesos.

El estudio revela que en México, de acuerdo a los datos de la Secretaría de Salud y del Instituto Nacional de Estadística y Geografía –INEGI, más de 34 mil mujeres han sido víctimas de homicidios en los últimos 25 años; 5.8% de las defunciones femeninas con presunción de homicidio corresponden a niñas de menos de cinco años; 18% a mujeres de entre 15 y 29 años y la proporción de asesinatos de mujeres de la tercera edad casi duplica la correspondiente de los varones.

En el estado de Chihuahua, entre 1985 y 2009 se registraron 1530 defunciones femeninas con presunción de homicidio, 559 de los cuales se dieron solamente entre los años 2005 y 2009. En cuanto a la tasa de estas defunciones, en el año 2005 fue de 3.8 por cada 100.000 mujeres y en 2009 ascendió hasta 12.73.

En la entidad la distribución de las defunciones con presunción de homicidio se concentra en Ciudad Juárez con 31 muertes en 2005 y 126 en 2009, seguido por la capital Chihuahua 13 y 33, respectivamente y el municipio contiguo Guadalupe, sin ninguna defunción en 2005 y con 7 en el 2009.

Por su parte, el promedio de edad de las defunciones femeninas con presunción de homicidio en el 2005 fue de 26.5 años y 30 en el 2009. En este estado, la vía pública fue el lugar donde ocurrieron las mayoría de las muertes femeninas con un porcentaje de 27.9% en 2005, sin embargo este aumentó a 45.8% en 2009. En cuanto a los medios utilizados el arma de fuego fue tanto en 2005 como en 2009 el medio más extendido con 31.1% y 78.8%, respectivamente. Por otra parte, la ocurrencia de estas defunciones en niñas menores de 18 años disminuyó de 27.9% en 2005 a 12.3% en 2009. 

En materia legislativa se destacó que en Chihuahua se han dado cambios importantes. El más reciente hizo imprescriptibles los delitos de violación, abuso sexual, incesto, trata de personas y lenocinio, entre otros, cometidos contra menores de edad personas que no tienen capacidad para comprender el significado del hecho o de resistirlo. También se eliminaron algunas figuras jurídicas discriminatorias contra las mujeres y se incorporaron otras, como el agravamiento de los delitos de homicidio y lesiones cuando los comete la pareja e incluso la ex pareja. Todavía existe la figura de la privación de libertad con fines sexuales, para ello, el Código Penal establece que cuando la privación de la libertad obedece a “fines sexuales” este fin debe considerarse un “atenuante”, con penas menores que cuando se trata de privación de la libertad (secuestro) por motivaciones económicas. 

El estudio fue presentado por el Dr. Carlos Echarri, investigador del Colegio de México y el análisis sobre Chihuahua, se presentó por la diputada Teresa Incháustegui, Presidenta de la Comisión Especial para el seguimiento de los feminicidios. La presentación contó con las palabras del Rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua Jesús Enrique Seánez; así como por Eleuteria Román, Directora de Seguimiento del Sistema de Violencia de INMUJERES y Teresa Guerra, de la Oficina de ONU Mujeres en México.