PNUD y ONU Mujeres fortalecerán respuesta de las LUNAS de la Secretaría de las Mujeres de la CDMX ante emergencia sanitaria de la COVID-19

Fecha: jueves, 23 de abril de 2020

Ciudad de México, a 23 de abril de 2020.- El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) en México , en conjunto con la Entidad de las Naciones Unidas para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres (ONU Mujeres), llevarán a cabo una iniciativa para fortalecer la capacidad de respuesta de las unidades territoriales de atención y prevención, LUNAS, de la Secretaría de las Mujeres del Gobierno de la Ciudad de México, las cuales apoyan a mujeres víctimas de violencia doméstica y de género.

 

En la Ciudad de México, según la Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en el Hogar 2016, casi el 80% de las mujeres han sufrido violencia y el 52% ha sufrido violencia por parte de sus parejas. Sin embargo, casi el 79% de estas mujeres no buscan apoyo institucional ni presentan una denuncia.

 

Ante esta problemática, el Gobierno de la Ciudad de México y su Secretaría de las Mujeres, pusieron en marcha las LUNAS, que son espacios que brindan diversos servicios a niñas, jóvenes y mujeres víctimas de cualquier tipo de violencia. Su objetivo principal es proporcionar un lugar seguro para cualquier mujer que quiera solicitar ayuda, aunado al programa social de la CDMX en el que las mujeres más vulnerables reciben una asignación mensual que les permita trabajar en su autonomía y, en su caso, alejarse del agresor.

 

A través de la iniciativa “Prevención y atención de la violencia familiar y doméstica en la Ciudad de México en el marco de la emergencia sanitaria por COVID-19”, que cuenta con financiamiento internacional delRapid Response Facility del PNUD a nivel global, se crearán protocolos de atención a las mujeres en situación de violencia, para evitar la revictimización y dotar de herramientas al personal para mejorar la respuesta ante la emergencia sanitaria de la COVID-19. También, se establecerán redes de sororidad y coordinación al interior de las dependencias de la Ciudad de México que dan respuesta, así como a nivel comunitario, y se fortalecerá el mecanismo de apoyo financiero para 500 mujeres en situación de vulnerabilidad.

 

La secretaria de las Mujeres del gobierno de la CDMX, Ingrid Gómez Saracíbar, expresó: “este trabajo nos entusiasma porque permite fortalecer las acciones de atención a la violencia contra las mujeres. Las Lunas hacen una labor fundamental en las colonias de la capital, porque son cercanas y ofrecen una atención integral que cuida, entre otros, el aspecto emocional de quienes viven violencia. Queremos que esa cercanía y ese acompañamiento continúen en esta emergencia sanitaria, porque la violencia hacia las mujeres no se detiene, pero tampoco lo haremos nosotras y por eso es importante contar con el apoyo solidario de PNUD y ONU Mujeres”.

 

Lorenzo Jiménez de Luis, Representante Residente del PNUD en México, dijo que esta iniciativa surge por el compromiso de apoyar a los gobiernos en la atención a la emergencia, en particular, para mejorar la vida de las mujeres en situación de vulnerabilidad ante la violencia. “Sin duda, generará buenas prácticas que podrán ser compartidas con otras entidades, e incluso países. Y qué mejor que colaborar con el Gobierno de la Ciudad de México de la mano de nuestra agencia hermana ONU Mujeres y de la Oficina del Coordinador Residente”, concluyó.

 

Por su parte, la Representante de ONU Mujeres en México, Belén Sanz, añadió que debido a que las emergencias humanitarias, los desastres y las pandemias ponen a las mujeres y a las niñas en mayor riesgo de violencia, y dado que la actual emergencia sanitaria por COVID-19 no es la excepción, pensar en respuestas rápidas, coordinadas y que pongan en el centro los derechos de las mujeres y la niñas a una vida libre de violencia, es fundamental para garantizar una respuesta efectiva e integral para el manejo de la crisis.

 

Para el Coordinador Residente del Sistema de Naciones Unidas en México, Antonio Molpeceres, la principal prioridad de la ONU es abordar el rostro humano de la crisis global generada por la enfermedad COVID-19. Respecto a la iniciativa, expresó que el esfuerzo conjunto en entre el PNUD, ONU Mujeres y el Gobierno de la Ciudad de México reconoce que las mujeres son las más afectadas por pérdida de ingresos y violencia de género. Por ello, destacó la importancia de abordar las causas de las desigualdades para garantizar que ninguna mujer se quede atrás en el camino hacia el desarrollo.

 

El nuevo protocolo servirá tanto para la atención telefónica como para la plataforma virtual que será habilitada durante el periodo de la jornada nacional de sana distancia. Esto será adicional a los servicios de atención persona a persona que seguirán funcionando y cuya escala estará limitada durante la emergencia sanitaria.

 

Esta actualización le permitirá al personal tanto de las LUNAS como de la “Línea Mujeres” en el número 55 5658 1111 y del Consejo Ciudadano 55 5533 5533 evitar la revictimización de aquellas mujeres que buscan apoyo y orientación, e identificar situaciones de riesgo para canalizarlas a las instancias correspondientes. También, integrará un enfoque interseccional para incluir modelos de atención para aquellas mujeres en situación de vulnerabilidad. Todo esto podrá ser evaluado para medir la efectividad de la atención otorgada tanto por vía telefónica como por la vía virtual.

 

Además, con el objetivo de promover la coordinación interinstitucional entre las LUNAS con otros programas impulsados por los Centros de Justicia para las Mujeres y las alcaldías de la CDMX, el PNUD y ONU Mujeres capacitarán al personal de aquellas dependencias del gobierno de la ciudad que dan respuesta a las necesidades de las mujeres víctimas de violencia. Adicionalmente, se elaborarán guías, material gráfico y de lectura para dotar de herramientas a las redes de apoyo. Una vez que se cuente con los mecanismos anteriores, se buscará instalar redes de sororidad a nivel comunitario, para que las mujeres víctimas y sobrevivientes de violencia puedan fortalecer sus redes de apoyo.

 

Asimismo, la Secretaría de las Mujeres de la Ciudad de México pondrá en marcha un mecanismo piloto de apoyo financiero para mujeres en situación de vulnerabilidad y que, debido a la emergencia sanitaria, presentan riesgo de regresar a convivir con su agresor. Para ello, ha identificado a 500 mujeres que serán apoyadas financieramente con el propósito de que puedan costear parcial o totalmente la renta de su vivienda, pagar alimentación o usarlo para apoyar a sus hijos e hijas. 

 

Este padrón fue previamente identificado y está conformado por mujeres víctimas de violencia que anteriormente solicitaron apoyo a las LUNAS. Además de acompañar el mecanismo de apoyo financiero, el PNUD dará un seguimiento cercano a las mujeres beneficiarias para asegurar que el apoyo les permite alejarse de los círculos de violencia.

 

Ver la versión en PDF