Campaña Tenemos que hablar para prevenir el acoso sexual en la Administración Pública Federal

El acoso sexual es impulsado por relaciones de poder, las normas de género, las normas culturales, sociales y la discriminación.

Fecha: lunes, 25 de noviembre de 2019

Tenemos que Hablar

(Photo: Juan Luis Cedeño)


 

 

Ciudad de México a 25 de noviembre de 2019.- La violencia contra mujeres y niñas es una “pandemia” mundial que no solo perjudica a las víctimas, sino que también afecta a las familias y a la sociedad.  Es un continuum de violencia que las mujeres temen y sufren, todos los días, de manera continua, a través de diversos tipos de violencia en todos los ámbitos de su vida.

El acoso sexual es uno de los tipos de violencia más normalizados y tiene un impacto negativo en el derecho de las mujeres a trabajar sin miedo. De acuerdo con la ENDIREH, la violencia ejercida contra las mujeres en el ámbito laboral, en el último año, ocurrió principalmente en las instalaciones del trabajo (79%)[1]. Y tan solo en el primer semestre de 2019 los órganos Internos de Control (OIC) de la Administración Pública Federal recibieron 226 denuncias de esta índole: 128 de acoso sexual y 98 de hostigamiento sexual[2].

Por tal motivo, el día de hoy ONU Mujeres y la Secretaría de la Función Pública lanzaron la campaña Tenemos que hablar, cuyo objetivo es contribuir a la prevención de la violencia de género en el servicio público a través de dar a conocer a los funcionarios y las funcionarias, qué conductas o acciones son acoso sexual u hostigamiento sexual y las sanciones que se pueden imponer cuando se cometen. Se espera impactar alrededor de un millón de funcionarios y funcionarias de la Administración Pública Federal.

Esta campaña también invita a conocer el Protocolo para la prevención, atención y sanción del hostigamiento sexual y acoso sexual que fue presentado el día de hoy.

Durante el lanzamiento estuvieron presentes Paula Narváez, Oficial a Cargo de ONU Mujeres en México; Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, Secretaría de la Función Pública; María Candelaria Ochoa Ávalos, Comisionada Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres; Sara Irene Herrerías Guerra,Titular de la Fiscalía Especializada en Materia de Derechos Humanos de la Fiscalía General de la República (FGR); así como Nadine Flora Gasman Zylbermann, Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES); Martha Lucía Micher, Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Senado, y Magda Zulema Mosri Gutiérrez, Presidenta de la Comisión de Igualdad de Género del Tribunal de Justicia Administrativa.

La Oficial a cargo de ONU Mujeres, comentó que “la transformación del servicio público y de la cultura institucional presentan una gran oportunidad para mejorar las dinámicas institucionales y generar relaciones igualitarias al interior de la Administración Pública Federal, de tal forma que todas las personas, y especialmente las mujeres, encuentren en dicho servicio público espacios en donde puedan desarrollar sus funciones con principios éticos, en un ambiente seguro y libre de violencia”.

Por su parte, la titular de la Secretaría de la Función Pública, Irma Eréndira Sandoval Ballesteros, dijo que “Hoy, para que México logre verdaderamente una transformación democrática, tenemos que erradicar también la violencia contra las mujeres. Hoy en esta Secretaría asumimos el compromiso de combatir la violencia en el servicio público. Estamos decididas a convertir la administración pública federal en un espacio seguro e incluyente para todas y todos".

La campaña está dirigida al personal de la Administración Pública Federal y estará vigente del 25 de noviembre hasta finales de 2019 en las diferentes entidades de la Administración Pública Federal. Forma parte del Memorando de Entendimiento firmado recientemente por ONU Mujeres y la Secretaría de la Función Pública, con el objetivo de fortalecer las acciones de combate a la corrupción e impulsar una cultura de transparencia y rendición de cuentas, así como para garantizar el acceso de todas las mujeres a espacios seguros y libres de violencia

Además, la campaña Tenemos que hablar forma parte de la campaña Únete y los 16 días de activismo para eliminar la violencia contra las mujeres y las niñas, con el lema “Pinta el mundo de naranja: condenamos todas las formas de violencia sexual”, que hace eco a las voces de mujeres sobrevivientes que pusieron el foco en acoso sexual, violación, revictimización y otras formas de violencia sexual a través de movimientos como #MeToo, #TimesUp, #NoMeCuidanMeViolan, #Niunamenos, #Niunamás. Y donde reiteramos que las voces de las víctimas de violencia son indispensables y debemos escucharlas, por tanto tienen derecho a ser tratadas con humanidad, respeto y dignidad.

Como se establece en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible, la eliminación de la violencia contra las mujeres y las niñas es un catalizador para que las mujeres puedan ejercer sus derechos. Esta visión sólo puede hacerse realidad mediante acciones y compromisos reales por parte de todos y de todas, incluidas las instituciones de gobierno, el sector privado, las universidades, las organizaciones no gubernamentales, los organismos internacionales y la sociedad en general.

Desde ONU Mujeres reiteramos nuestro compromiso para seguir acompañando y apoyando, desde nuestro ámbito de acción, todas las medidas encaminadas a poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas.


[1] Encuesta Nacional sobre la Dinámica de las Relaciones en los Hogares 2016 (ENDIREH-2016)

[2] Sistema de seguimiento, Evaluación y coordinación con los comités de ética (SSECCOE 2019)