Palabras de Luiza Carvalho en la presentación del Programa Insignia Ciudades y Espacios seguros para las Mujeres y las Niñas en el marco de Smart City Expo en Puebla

Creando ciudades seguras libres de violencia contra mujeres y niñas

Fecha: miércoles, 17 de febrero de 2016

Estimadas y estimados participantes. Buenas tardes a todas y todos. Es con mucho entusiasmo que ONU Mujeres forma parte de este Congreso –SMART CITY y les agradezco a todas y todos por participar en este evento paralelo organizado por ONU Mujeres en colaboración con el Municipio de Puebla.

Es un privilegio compartir con ustedes el programa insignia de ONU Mujeres; la iniciativa global de Ciudades y Espacios Públicos Seguros para Mujeres y Niñas.

La violencia contra las mujeres y las niñas sigue siendo una de las violaciones de los derechos humanos más graves –y la más tolerada e impune– en todo el mundo. Esta lacra es tanto causa como consecuencia de la desigualdad y la discriminación de género. La violencia no es un problema de las mujeres sino de la sociedad en su conjunto, es inaceptable y se puede evitar. Hoy, por primera vez, prevenir y eliminar la violencia contra las mujeres es prioridad de los países en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible.

Las mujeres y niñas, además de la violencia que ocurre en los hogares y en el trabajo sufren y temen diversos tipos de acoso y violencia en espacios públicos, y principalmente la violencia sexual: desde comentarios sexuales hasta el manoseo, violación y llegando al feminicidio. El acoso y la violencia sexual son problemas universales que ocurren en las calles, en el transporte público y sus aledaños, en las escuelas, universidades y lugares de trabajo, en parques, en aseos públicos y en puntos de distribución de agua y alimentos, en los mercados y en los propios hogares.

 A nivel global las cifras son contundentes: 

  • En Londres, en una encuesta realizada en 2012, el 43% de mujeres jóvenes afirmó haber sufrido acoso sexual en la calle solamente durante el año pasado.
  • En Port Moresby (Papua Nueva Guinea), un estudio diagnóstico reveló que más de 90% de las mujeres y niñas han padecido alguna forma de violencia sexual en el transporte público.
  • En Kigali, un estudio línea base reveló que al 55% de las mujeres le preocupa ir a centros educativos cuando oscurece.
  • En Nueva Delhi 92 % de las mujeres sufrió algún tipo de violencia sexual en espacios públicos a lo largo de su vida.

Esta realidad limita la libertad de movimiento de las mujeres y niñas. Reduce su capacidad de estudiar, trabajar y participar plenamente en la vida pública, acceder a servicios esenciales y a disfrutar de oportunidades culturales y de ocio.

En 1995, la Plataforma de Acción de Beijing, identificó la eliminación de la violencia contra las mujeres como una de las 12 áreas críticas para lograr la igualdad de género.

Si bien hemos avanzado mucho en los últimos años en cuanto a la violencia contra las mujeres en el ámbito privado, la violencia contra las mujeres, especialmente el acoso sexual, en espacios públicos sigue siendo una pandemia mundial no suficientemente reconocida, con pocas leyes, políticas o intervenciones para abordarla y prevenirla.

El Programa de ONU Mujeres Ciudades y Espacios Seguros para Mujeres y Niñas surge en 2008 como inquietud global para  saber más sobre las experiencias de violencia contra las mujeres en espacios públicos. En 2010, ONU Mujeres lanzó su programa piloto en 5 ciudades: Quito (Ecuador), Cairo (Egipto), Nueva Delhi (India), Kigali (Ruanda), Port Moresby (Papua Nueva Guinea) y ahora cuenta con más de 20 ciudades a nivel global tanto en países desarrollados como Nueva York, Dublín y Bruselas como en ciudades en vía de desarrollo.

Ciudades Seguras responde a la necesidad de generar conciencia, evidencia y buenas prácticas en prevenir el acoso sexual y los diversos tipos de violencia que padecen las mujeres y las niñas en todo el mundo en los espacios público. Es un programa multisectorial. En cada ciudad, participan y cooperan las diferentes instancias de gobierno y poderes del estado, las organizaciones de mujeres y jóvenes, ONGs y organizaciones y de la sociedad civil, la academia y centros de investigación, el sector privado, los medios de comunicación, la ONU, y cada vez más mujeres y hombres se unen para poner fin a la violencia contra las mujeres y las niñas en el espacio público

Las ciudades que se suman a esta iniciativa se comprometen a una serie de acciones concretas.

  • En primer lugar elaborar un estudio diagnóstico preliminar para recolectar datos sobre violencia sexual a nivel local y permitir un conocimiento más profundo del problema de forma que se pueda identificar intervenciones apropiadas al contexto con perspectiva de género.
  • También se comprometen a desarrollar leyes y políticas integrales para prevenir y responder eficazmente a la violencia sexual en espacios públicos. Esto requiere capacitación sensibilización y movilización de las instancias de gobierno, las comunidades y las organizaciones de mujeres.
  • Invertir recursos en la seguridad de las mujeres en espacios públicos a través de una integración de una perspectiva de género en la planeación urbana y el desarrollo social acompañados de presupuestos de género adecuados.
  • Promover campañas de sensibilización y educación para cambiar las actitudes y comportamientos machistas de los hombres y niños para superar los estereotipos de género y promover una tolerancia cero a ese tipo de violencia con el fin de proteger los derechos de las mujeres y niñas a una vida libre de violencia.

La iniciativa mundial Ciudades Seguras ha generado múltiples resultados a través de las alianzas establecidas con alcaldías, gobiernos municipales y nacionales, organizaciones de mujeres, academia y sector privado.

Para darles unos ejemplos, en Ecuador, el Municipio de Quito promulgó una ordenanza local para fortalecer las medidas en contra del acoso sexual en espacios públicos.  En Egipto, el Ministerio de Vivienda y Desarrollo Urbano adoptó la metodología de auditorías de seguridad para las mujeres para asegurar un enfoque con perspectiva de género en la planeación urbana. En Port Moresby se estableció una asociación de vendedores/as en el marco de su programa Mercados Seguros que cuenta con una representación de  mujeres de 50%. Y hoy, vamos a escuchar los avances y experiencias en México.

Cabe resaltar que en 2013, la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer de las Naciones Unidas (CSW57) reconoció las distintas formas de violencia sexual contra las mujeres y niñas en espacios públicos como una preocupación específica, e instó a los estados miembros a poner en marcha medidas para prevenirla e iniciativas como Ciudades Seguras.

Hoy, por primera vez, prevenir y eliminar la violencia contra las mujeres y niñas es prioridad de los países en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. El programa Ciudades  y Espacios Seguros para Mujeres y Niñas es un programa innovador que permite a los municipios responder a las necesidades específicas del contexto local y cumplir con sus compromisos en el marco de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible específicamente con los objetivos de desarrollo sostenibles (ODS) 5, Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas  y ODS 11 Lograr que las ciudades y los asentamientos humanos sean inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles que incluye una meta concreta para la eliminación de la violencia contra las mujeres y niñas en los ámbitos público y privado.

El objetivo de ONU Mujeres es asegurar que todas las ciudades del mundo sean libres de violencia contra las mujeres y niñas y que en todas las ciudades en el mundo las mujeres y niñas sean empoderadas políticamente, económicamente y socialmente.

La campaña – “Demos el paso” de ONU Mujeres resalta la urgencia de un planeta 50-50 hasta el 2030 y de trabajar en conjunto de manera decisiva para lograrlo. Pide a los gobiernos de todos niveles (local, estatal y nacional) realizar compromisos para abordar las dificultades que impiden progresar a las mujeres y las niñas, y alcanzar su pleno potencial.

Como dice nuestra Directora Ejecutiva:

“Hoy estamos creando un mundo que será distinto al mundo que conocemos hoy. Una niña que nace hoy y que tendrá 15 años en el 2030 debe de experimentar un mundo totalmente distinto”

Phumzile Mlambo-Ngcuka, Directora Ejecutiva de ONU

Para terminar, quisiera mencionar que en febrero de 2017, la Ciudad de México será sede del Tercer Encuentro Global del Programa Ciudades y Espacios Seguros para Mujeres y Niñas. Este encuentro tiene lugar cada dos años y es una gran oportunidad de compartir experiencias y buenas prácticas a nivel global así como asegurar nuevos compromisos por parte de alcaldes, alcaldesas y municipios.

Esperamos que todas y todos nos pueden acompañar en este evento para compartir las experiencias de México en una plataforma mundial.

Muchas gracias.