Día Internacional de la Mujer Rural

Día Internacional de la Mujer Rural

Reducir la desigualdad de género en el sector rural puede aumentar la productividad agrícola y la reducción de la pobreza y el hambre en México

Fecha: martes, 14 de octubre de 2014

México — Actualmente en México el número, el 25% de las Unidades Económicas Rurales (UERs) son conducidas por mujeres, y su número es creciente. Esta situación coloca a las mujeres rurales como actores económicos relevantes con influencia en los resultados de producción e ingreso y por lo tanto como un elemento estratégico para incidir en el nivel de vida de las familias del sector rural mexicano.

Un porcentaje elevado de las UERs con jefatura femenina se concentra en los estratos de menor ingreso, que aún se ven afectadas por las diferencias en niveles de educación, acceso a los recursos y actividades económicas no agropecuarias. De acuerdo a la publicación de FAO y SAGARPA (2012) Análisis de perspectiva de género en el sector rural y pesquero de México, cerrar la brecha que existe entre las UERs con jefatura femenina y masculina, permitiría un mayor avance en el desarrollo del sector rural.

En el marco del Día Internacional de la Mujer Rural, FAO y ONU Mujeres México  hacen un llamado a respetar y proteger los derechos de las mujeres rurales. Cuando las mujeres tienen acceso a la tierra, hay mejoras en el nivel de vida de la familia, en la productividad agrícola y en la igualdad de género. Además, se logran mayores progresos contra la pobreza y  la violencia de género en beneficio de todos y todas.

Para promover cambios que se traduzcan en incrementos a la producción y el bienestar de la población es necesario reorientar con enfoque de género las políticas públicas dirigidas a impulsar el desarrollo rural. Asimismo, es necesario que los programas de subsidios incorporen la perspectiva de género como uno de sus rasgos distintivos, para favorecer condiciones de equidad entre hombres y mujeres en relación al acceso a los recursos públicos y en la toma de decisiones, para generar procesos de desarrollo.

Mujeres rurales en la agricultura familiar

Las mujeres rurales son responsables de más de la mitad de la producción de alimentos a nivel mundial y desempeñan un papel importante en la preservación de la biodiversidad a través de la conservación de las semillas con bancos de semillas de los que dependen la producción de alimentos, en la recuperación de prácticas agroecológicas y aportan a la  soberanía y seguridad alimentaria a través de la producción de alimentos saludables y participación en mercados locales.

La contribución de las mujeres en las actividades económicas agrícolas en México es diversa aunque no siempre está cabalmente registrada en las estadísticas disponibles.

Por un lado, existe un alto porcentaje de mujeres que intervienen en las UERs como mano de obra familiar no remunerada, mientras que del total de jornaleros registrados en 2008 en el país, 19% son mujeres.

Incrementar el acceso de las mujeres a la tierra, a los recursos naturales, a recursos públicos para apoyar la producción (crédito, asistencia técnica y tecnología) y a servicios básicos como salud, educación, vivienda, servicios de cuidado, infraestructura, es fundamental para que se aceleren los  avances en la erradicación del hambre se concreten a todo nivel y desarrollar así sistemas alimentarios sostenibles.

El sistema de las Naciones Unidas en México renueva su compromiso para trabajar conjuntamente con el gobierno federal y gobiernos estatales; los tres poderes del estado, la sociedad civil y en coordinación entre el mismo sistema de Naciones Unidas en México para seguir promoviendo el derecho de niñas, jóvenes y mujeres a una vida libre de violencia y poner fin a todas las formas de discriminación.